España vista desde Francia y otros países extranjeros

       La revista <El Panorama>, publicada en 1838 incluye este artículo firmado por Juan Valera, sobre la equivocada visión que de España y de las costumbres españolas dan algunos escritores extranjeros en sus obras cuando éstas tienen se ambientan en nuestro país. Se queja del poco interés que ponen en consultar fuentes e ilustrarse para que esto no suceda, indicando que ocurre incluso en el caso de escritores de renombre como Victor Hugo, Alejandro Dumas, etc. Respetamos la ortografía orginal.

España vista desde Francia y otros países estrangeros. Por JUAN VALERA

Si los escritores de otras naciones estrangeras y principalmente de Francia no se hubiesen propuesto cerrar los oidos a todo genero de razon cuando se trata de cosas y de hechos pertenecientes á España, no cometerían tantos absurdos cuando ex-profeso ó por accidente se ponen a escribir sobre ello. Concédaseles, y es mucho conceder por varias razones, que no están obligados a conocer á fondo nuestra historia ni nuestras costumbres; pero jamás se les concederá que teniendo una completa ignorancia de ambas cosas, se entrometan á escribir de España, de un pais que tienen á la puerta de casa, de un pais en que reina hace mas de dos siglos la casa de Borbon, de un pais en fin que ha sufrido dos prolongadas invasiones de ejércitos franceses, como si fuese la China, la nueva Holanda, ó estuviese situado en el centro de África. Y no se crea que solo pecan en este punto los literatos de poco nombre y adocenados; nada de eso, alcanza la culpa á los de primera nota y apenas se publica en Francia un libro, en que si se nombra á España, no sea para decir enseguida un disparate.

¿Creerá nadie que todavía no saben la mayor parte de los escritores franceses que el Don no se antepone jamás en España al apellido sino al nombre propio? Pues nada hay mas cierto. Y así don Juan Fernandez es para ellos don Fernandez, don Antonio Albarado, don Albarado y así los demas.

Pero aun se nota mas extravagancia cuando se le antoja á un autor dramático colocar la accion de alguna de sus producciones en España. Parecia lo mas natural en este caso consultar la historia de este pais y tomarla por base de todas las localidades que le fuesen indispensables. Ningun escritor francés se toma ese trabajo. Según el celebre Scribe en su ópera Le Domino noir cuya accion se refiere á la época contemporánea, en nuestros bailes de etiqueta se danza el bolero y el fandango, y no en un baile así como quiera, sino dado por la misma reina en los salones de palacio.

 

 Victor Hugo mismo cuya primera educación principió en España y que por lo tanto debiera estar mas instruido de nuestras cosas, dice con la mayor seguridad en su drama Hernani que el padre de Carlos I de España y V de Alemania guerreó contra el de Hernani que supone caballero español por veinte ó treinta años consecutivos. Alejandro Dumas funda toda la acción de su don Juan de Marana personaje español, en el que ni las leyes ni las costumbres han autorizado nunca la ridicula legitimación del hermano del protagonista. Casimiro Devigne en su comedia don Juan de Austria, no incurre en menos disparates y absurdos. Si tales literatos no están exentos de esta alta, puede figurase el lector en que grado la cometerán los restantes de menos valor y nombradía.

Es verdaderamente incomprensible. Muchos de los que escriben han estado largo tiempo en la península; y sin embargo parece que al pasar los Pirineos quedaban como fascinados sin el uso no solo de sus facultades intelectuales pero ni aun de sus sentidos corporales. Por que de no ser así  ¿en que parte de España han visto nunca señora de alta clase con pañales en la liga ni pomos de veneno en el pecho? ¿A cal de las mismas ó á que hombre de regular categoría han oido llamar con los vulgares diminutivos de Inesilla, Juanilla, Periquillo ó Pedrillo ni cosa que lo valga?

 

¿Cómo veria las corridas de todos Lord Biron cuando asegura que el animal muere á flechazos que se le lanzan desde lejos? ¿Y otro escritor francés que afirma que cuando un picador pierde su caballo tiene que continuar la batalla con el toro á pie si quiere recobrar su honor que puso en contingencia la muerte de su cavalgadura?

No acabaria nunca si hubiese de manifestar todos los errores, todos los absurdos y todas las equivocaciones en que diariamente incurren los escritores estrageros y principalmente nuestros vecinos los franceses al hablar de España. Es triste cosa por cierto que una nacion tal como la Francia que pretende ejercer y que en efecto ejerce una influencia tan directa en los destinos de nuestra patria, se halle tan atrasada respecto á conocer datos que son indispensbles para formar siquiera una opinion aproximada de lo que son, de lo que pueden ser y de los que quieren los españoles.

 

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s